MARIANNE PLETSCHER


Aquí he aprendido que las mujeres son también seres humanos

una semana en una casa de acogida para mujeres maltratadas

[Título original:  Hier habe ich gelernt, dass eine Frau auch ein Mensch sein kann]

Suiza 1980, video, color, min.

 

En nuestros días las casas de acogida para mujeres maltratadas son bastante comunes en Europa oriental. Ya no es la situación de los años setenta.

Cuando Marianne Pletscher escribió el libro „Dejar todo atrás no es tan sencillo“ en 1977, estos refugios no eran más que una demanda feminista. A la vez que escribía el libro, también realizó un reportaje para la TV que estremeció Suiza. Fue la primera vez que mujeres maltratadas contaron sus historias en televisión.

Como resultado, cuando se abrió el primer refugio como consecuencia del reportaje y el libro, Marianne pudo filmar allí – también con el primer equipo de filmación formado únicamente por mujeres.

Esta obra es también el único filme que ha podido ser rodado en una casa de acogida para mujeres maltratadas en Suiza y constituye uno de los primeros documentales de Marianne Pletscher.

DirecciónMarianne Pletscher
GuiónMarianne Pletscher
FotografíaCharlotte Eichhorn
SonidoRosmarie Schläpfer
MontajeChristine Weibel
ProducciónSchweizer Fernsehen DRS
Derechos mundialesInfo: Marianne Pletscher
Distribución en Suiza
y internacional
Info:
Marianne Pletscher, Hardturmstrasse 301, 8005 Zürich
Tel. +41 044 271 88 83 / +41 79 654 59 14
E-mail: info@mariannepletscher.chEnviar formulariowww.mariannepletscher.ch
FestivalesFeminale Köln
difusion TV6. Mai 1980 und in der Folge rund zehn Mal

Extractos de prensa

"Feine, unprätentiones und eindrückliche Aufzeichnungen die stets spüren lassen, wieviel sich hinter dem Abbildbaren verbirgt (NZZ) "Als ich den Film anschaute, musste ich die Tränen unterdrücken, ich wollte nicht glauben, dass es Männer in diesem Land gibt, die ihre Frauen derart wund schlagen (Tagesanzeiger" "Der Zuschauer erfährt das tägliche Geschehen und die erfahrungen der Frauen eindringlich, ohne dass deren Seelen krass ausgeleuchtet werden (Basler Zeitung)